Entradas

“AUTONOMOS”: Deducting Business Meal Expenses

With regard to Business Meal and Lodging Expenses[i], a new amendment has been introduced in the LIRPF (income tax law) in order to avoid controversy over the law. The amendment establishes certain requirements to be met when deducting meal expenses and limits the amount deductible.

In order for meal expenses to be deductible, the following conditions are required:

  • The meal expenses must be the taxpayer’s own
  • The meals must be carried out during business activities that fall under the Direct Estimate Tax Regime.
  • The meals must take place in a catering or restaurant facility.
  • The expenses must be paid for using a method of electronic payment.

The expenses must be justified with a corresponding invoice and proof of their connection with the business activity. The correlation with the income of the company must also be evident. That is to say: enough evidence has to be provided to give the general appearance that these expenses are part of the development of the activity, such as: proof that the meals have taken place during working events and not on non-working days.

There are daily limits to the amounts that may be deducted as Business Meal Expenses, the amount of which depends on the following factors:

  • When the expenses involve an overnight stay in a municipality other than the place of work or residence of the beneficiary, the maximum deductible amount will be 67 euros per day, if the expenses occur in Spain, or 48.08 euros per day in a foreign country.
  • When spending the night outside the municipality of the place of work or residence of the beneficiary, the maximum deductible amount will be 34, when taken place in Spain, and up to 91.35 euros per day when occurring abroad.

Bear in mind that the limit of these deductible expenses from the IRPF taxes will also have an impact on the deduction of input VAT:  the deduction of expenses borne on meals is only allowed when the expenses are deductible from the IRPF taxes.

To give an example: in case of having an invoice of 30 euros, plus the corresponding VAT of 10%, for a business meal that has taken place in Spain and without having spent the night in a municipality other than the place of work or residence, the deductible amount will be

26, 67 x 0.10 = 2.67 euros (being 26.67 the maximum amount deductible).

For any additional information do not hesitate to contact us.

[i] Gastos de manutención

II. REFORMAS REGIMEN ESPECIAL DE AUTÓNOMOS: Medidas en vigor a partir del 1 de Enero de 2018

  • Periodo de liquidación: a partir de la entrada en vigor de esta medida, el período de liquidación de la obligación de cotizar en el RETA, comprenderá los días de prestación efectiva de la actividad y no todo el mes completo.

 

  • Plazo de inicio de los efectos de la afiliación, altas y bajas en el RETA: las afiliaciones y hasta tres altas dentro de cada año natural tendrán efectos desde el día en que concurran. Al mismo tiempo, hasta tres bajas dentro de cada año natural tendrán efectos desde el día en que el trabajador hubiese cesado en la actividad.

 

  • Cambios en la base de cotización: a partir del 1 de enero 2018 se podrá cambiar la base de cotización hasta 4 veces al año.

 

  • Será obligatorio domiciliar en cuenta el pago de las cuotas de autónomo.

 

  • Nuevo régimen de recargos por ingreso fuera de plazo: Se reduce a un 10% el recargo aplicable si el abono de las cuotas debidas se produce dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso.

 

  • Cambios en la bonificación de Tarifa Plana: dentro de la tarifa plana se han producido varios cambios:
    • Se amplía de 6 a 12 meses el tiempo de cobro de la tarifa plana de 50€/mes.
    • Se reduce de 5 a 2 años el periodo mínimo sin cotizar en RETA exigido para poder beneficiarse de la bonificación.
    • El período de baja en el RETA exigido para tener derecho a los beneficios en la cotización en caso de reemprender una actividad por cuenta propia, será de 3 años cuando los trabajadores autónomos hubieran disfrutado de dichos beneficios en su anterior período de alta en dicho régimen.

I. REFORMAS REGIMEN ESPECIAL DE AUTÓNOMOS: Medidas en vigor desde el 26 de Octubre de 2017

Serie de medidas para fomentar y facilitar el trabajo y cotización dentro de este régimen.

 

  • Nueva bonificación por contratación de familiares del trabador autónomo: cuando el autónomo contrate indefinidamente a su cónyuge, ascendiente/descendiente y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta segundo grado inclusive, dará derecho a una bonificación de la cuota empresarial por contingencias comunes del 100% durante un periodo de 12 meses, siempre que cumplan ciertos requisitos ( no haber despedido por causas objetivas/colectivas o disciplinarias improcedentes y deberá mantener el nivel de empleo durante seis meses).

 

  • Nueva bonificación a las Trabajadoras Autónomas que se reincorporen al trabajo en determinados supuestos: A partir del 26/10/2017, hay una nueva bonificación de tarifa plana (50€ al mes o 80% de la cuota durante 12 meses) para todas aquellas trabajadoras autónomas que vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha del cese de su actividad a causa de la maternidad.

 

  • Bonificación a los RETA por conciliación de la vida profesional y familiar vinculada a la contratación: Se incrementa de 7 a 12 años la edad de los menores a cargo que posibilita la aplicación de la bonificación en la cuota de autónomos por contingencias comunes por cuidado de menores.

 

  • Compatibilidad de la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación contributiva. La cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo por cuenta propia alcanzará el 100% cuando se tenga contratado al menos un trabajador por cuenta ajena.

 

  • Base mínima de cotización de los autónomos societarios y de los autónomos que tengan un número de trabajadores igual o superior a 10: pasará a determinarse por los Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio, y se desvincularán del grupo 1 de cotización del régimen general y por tanto del Salario Mínimo Interprofesional.

 

  • Inclusión de las parejas de hecho del trabajador autónomo a efectos de aplicación de la bonificación.

 

  • A partir de ahora, aquellos trabajadores autónomos que se encuentren en pluriactividad, es decir, trabajando también por cuenta ajena, no tendrán que solicitar el exceso de cotización que se haya producido por estar en los dos regímenes a la vez ya que se hará de oficio.

Hasta ahora, cuando un trabajador estaba en los dos regímenes y cotizaba en exceso,  tenía la posibilidad de solicitar a la Seguridad Social parte del mismo, pero tenía que pedirlo expresamente, provocando que muchas personas lo perdieran fruto del desconocimiento. A partir de ahora esto deja de ser así, y deberá ser la propia Seguridad Social la que actúe de oficio y devuelva el exceso a los trabajadores.

, ,

VENTAJAS PARA EL AUTOEMPLEO

VENTAJAS PARA EL AUTOEMPLEO

 

A finales del año pasado entraron en vigor algunas medidas que aportaban incentivos para el fomento de la creación de empleo autónomo. Éstas medidas van desde bonificaciones en la cuota de seguridad social hasta compatibilidad y/o capitalización de la prestación por desempleo. A continuación hacemos una breve exposición para que tenga claro su funcionamiento.

Incentivos en el RETA

Se establece una Tarifa Plana en la cotización para fomentar nuevas altas en el régimen especial de trabajadores autónomos. Si el trabajador no ha estado de alta en dicho régimen durante los últimos cinco años, solamente pagará 50€ de cuota durante los primeros seis meses siempre que opte por la base mínima, y cuando opte por una base superior se le aplicará una reducción del 80%.

A partir del séptimo mes la reducción seguirá durante seis meses más, pero al 50%. Después de estos meses, se aplicará otra reducción durante seis meses más, pero en este caso del 30% de la cuota.

En caso de que el/la trabajador/a sea menor de 30 años (35 si es mujer) en el momento del alta,                                                                              la reducción del 30% se alargará durante 12 meses más, llegando a quedar en algunos casos reducciones de duración total de 30 meses.

6 primeros meses Tarifa fija de 50€ Cuando base sea la mínima
Reducción del 80% cuota Base superior a la mínima
Del mes 7 al 12 Reducción del 50% cuota
Del mes 13 al 15 Reducción del 30% cuota
Del mes 15 al 18 Bonificación del 30% cuota
Del mes 18 al 30 Bonificación del 30% cuota Solo menores de 30 años (35 mujeres)

 

En lo que a requisitos se refiere, el principal es no haber estado dado de alta como autónomo en los cinco años anteriores, pero la Tesorería General de la Seguridad Social es la que con su criterio tiene la decisión final. Lógicamente habrá decisiones que deben ser objeto de impugnación.

 

Autónomos societarios

Se les excluye de la aplicación de la bonificación por parte de la Seguridad Social por tener el control de su Sociedad y trabajar en ella. Según la Seguridad Social, la ley indica que los incentivos se aplican a socios de sociedad laborales y a socios trabajadores de cooperativas, y como no dice nada de los societarios, no se les aplica.

Si esto les sucede, sepan que deben impugnar esta decisión ya que la sentencia está dando la razón al autónomo societario alegando que la ley prevé los incentivos para trabajadores por cuenta propia o autónomos y en ningún caso excluye del incentivo a los societarios.

 

Contratación de trabajadores

El autónomo podrá aplicarse una bonificación del 100% de la cuota durante 12 meses si contrata a un trabajador durante al menos tres meses. Cuando la contratación sea a tiempo parcial, la jornada tendrá que ser como mínimo el 50% y el incentivo será del mismo porcentaje.

Para poder beneficiarse de esta bonificación del 100% de la cuota de las contingencias comunes, el autónomo tendrá que cumplir al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Tener un menor de siete años a cargo.
  • Tener a su cargo a un familiar hasta el segundo grado en situación de dependencia.
  • Tener a su cargo a un familiar hasta el segundo grado que no desempeñe una actividad retribuida y que tenga una determinada discapacidad.

 

Prestación por desempleo

Compatibilidad entre RETA y el paro

Si un trabajador se queda en el paro e inicia una actividad por su cuenta, puede compatibilizar su prestación por desempleo con el ejercicio de dicha actividad. La compatibilidad tiene una duración máxima de 270 días (9 meses), pero se debe solicitar a la entidad gestora en un plazo de 15 días desde el inicio de la actividad, si no se cumple esto no se podrá acoger.

Como es lógico, no podrán aplicar este incentivo quienes se constituyan como autónomos y suscriban un contrato con la empresa para la que trabajaban antes (o del mismo grupo). Tampoco podrán acogerse quienes ya hayan hecho uso de este derecho o hayan obtenido el pago único el paro en los 24 meses anteriores.

 

Capitalización de la prestación

La capitalización de la prestación por desempleo consiste en solicitar a la Seguridad Social que nos proporcionen la totalidad (o parte) de la prestación, para poder financiar un nuevo negocio o para pagar las cuotas de Seguridad Social como autónomo, o ambas. La capitalización puede ser de dos formas, mediante pago único o por cuotas.

La capitalización por pago único es aquella en la que el autónomo puede capitalizar hasta el 100% de su prestación, es decir, recibir de una sola vez el valor actual una vez descontado el interés legal del dinero. Esto se podrá hacer para dos casos:

  • Por el importe de la inversión necesaria para constituirse como autónomo.
  • Para realizar una aportación al capital social de una empresa nueva (o constituida en los 12 meses anteriores a la aportación) de la que vaya a tener control.

La otra forma de capitalizar la prestación por desempleo es mediante las cuotas, con la que el autónomo podrá utilizar el restante de prestación para pagar sus cuotas del RETA. En este caso la cuantía de la subvención será fija cada mes e igual a la cuota que le quede en el momento de alta en el régimen.

Esto es todo. Esperamos les haya sido de ayuda. Si necesitan cualquier cosa no duden en ponerse en contacto con nosotros. Saludos.

, ,

Ayuda de la Administración a los que inician una actividad económica

Con efectos desde el 1-1-2013, se establece una nueva reducción sobre los rendimientos netos de la actividad económica que se inicia en el ejercicio de una actividad económica.

Los contribuyentes que inicien el ejercicio de una actividad económica y determinen el rendimiento neto de la misma con arreglo al método de estimación directa, pueden reducir en un 20% el rendimiento neto positivo declarado con arreglo a dicho método, minorado en su caso por la reducción por rendimientos irregulares  y la reducción de cuantías fijas sobre el rendimiento neto, en el primer período impositivo en que el rendimiento neto sea positivo y en el período impositivo siguiente.

Esta reducción es aplicable, exclusivamente, a los contribuyentes que hayan iniciado el ejercicio de una actividad económica a partir de 1-1-2013.

Se entiende que se produce el inicio de una actividad económica cuando no se ha ejercido actividad económica alguna en el año anterior a la fecha de inicio de la misma, sin tener en consideración aquellas actividades en cuyo ejercicio se haya cesado sin haber llegado a obtener rendimientos netos positivos desde su inicio.

Cuando con posterioridad al inicio de la actividad señalada anteriormente se inicia una nueva actividad sin haber cesado en el ejercicio de la primera, la reducción se aplicará sobre los rendimientos netos obtenidos en el primer período impositivo en que los mismos sean positivos y en el período impositivo siguiente, a contar desde el inicio de la primera actividad.

Se establecen ciertas limitaciones para la aplicación de la reducción. Así

– la cuantía de los rendimientos netos sobre la que se aplicará la citada reducción no puede superar el importe de 100.000 euros anuales;

– la reducción no resulta de aplicación en el período impositivo en el que más del 50% de los ingresos del mismo procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente haya obtenido rendimientos del trabajo en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad.

V. Cuáles son los pasos para darse de alta de empresario autónomo?

1)    Nos hemos de dar de alta de IAE. Es decir comunicar a Hacienda que actividad vamos a hacer, en qué modalidad y bajo qué epígrafe.

2)    Darse de alta del régimen de RETA en la Seguridad Social.

3)    En el caso de un local abierto al público, hará falta solicitar una licencia de apertura en el ayuntamiento. Los requisitos pueden varias según las ciudades, y las actividades…

IV. Me preguntareis pero si vendo mi casa particular a otro particular tengo que darme de alta de autónomos?

No, en este caso no nos hemos de dar de alta pero seguimos pagando impuestos ya que en este caso estaremos sometidos al pago del ITP (impuesto transmisiones patrimoniales). No habremos pues de realizar una alta de autónomos ni cotizar a la seguridad social pero seguiremos pagando impuestos, ITP y además habremos de declarar esta venta como una ganancia patrimonial en nuestra renta.

Tanto el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) como el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD), gravan la transmisión de bienes y derechos.

En regla general, se aplica el IVA únicamente cuando quien transmite es empresario o profesional y se aplica el concepto “Transmisiones Patrimoniales Onerosas” (TPO) del ITP y AJD cuando quien transmite es un particular.

A efectos del IVA, tienen la consideración de empresarios o profesionales:

las personas o entidades que realicen actividades empresariales o profesionales que implican la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes y servicios.

Una diferencia fundamental entre ambos impuestos es la posibilidad de deducir el IVA cuando quién lo soporta es un empresario.

III. Qué es un trabajador autónomo?

Según la normativa del  Régimen Especial de la Seguridad Social, se entiende como trabajador autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo.

Es importante ahora definir qué se entiende por el concepto de habitualidad porque allí puede residir la clave para no estar sometidos a darnos de alta….

  • Concepto de habitualidad: La ley no nos acota lo que entiende por habitualidad. Ello da pie a interpretaciones y discusiones…  Si se trata de una actividad que no es habitual, como trabajos eventuales que complementan la actividad económica principal, la jurisprudencia se ha decantado por la no necesidad de darse de alta.

Ojo la ley estipula que nos habremos de dar de alta… Pero encontramos jurisprudencia que dejan cierto margen de maniobra para evitar el alta…

Criterios en los que se basa la jurisprudencia:

  • El Salario Mínimo Interprofesional (SMI): El principal aspecto que la jurisprudencia ha tenido en cuenta para valorar la obligatoriedad del alta, así como base o indicador de habitualidad, ha sido el nivel de ingresos en comparación con el SMI (641,40 euros al mes o 8.979,60 euros anuales).

La jurisprudencia se muestra favorable a entender que no existe obligatoriedad de darse de alta en RETA cuando no se alcanza el SMI

OJO Tener en cuenta que alegar esto implica un procedimiento judicial, por lo tanto se necesita un abogado e iniciar una acción judicial contra la Hacienda. Ello comporta un coste importante, y ciertos riesgos pese a las sentencias favorables previas, ya que la ley sigue sin aludir a ninguna cantidad mínima y exige la obligatoriedad del alta y por lo tanto podría encontrarnos en nuestro juicio frente a un juez que no siga el mismo criterio que las de sentencias previas.

Además no hemos de olvidar que hasta aquí hemos hablado de los pagos obligatorios para las prestaciones de la Seguridad Social, pero el hecho de generar ingresos no solo devenga dicha obligación sino también la de hacer frente a otros impuestos y obligaciones:

  • Si soy un profesional y facturo a una empresa, está me retendrá un 21% a cuenta de mi renta.
  • Si no tendré que hacer una declaración trimestral, declarar mis ingresos al que le restaré mis gastos deducibles y sobre el resultado pagaré el 20% a cuenta de mi renta.
  • Además, si la actividad económica lleva IVA, hay que facturarlo y pagarlo a Hacienda al final del trimestre. Aunque el IVA tiene efecto 0 para mi. No lo pago de mi bolsillo sino que lo ingreso del cliente y lo vuelvo a dar a la Administración. Por lo tanto es el cliente quién asume este coste pero yo tengo que tener en cuenta que cuando ingreso este dinero no es mío sino que es de la Administración y tendré que tenerlo disponible para devolverlo en la declaración trimestral en el caso que me salga a pagar (es decir en el caso de que haya repercutido más del que he devengado).

Habremos de tener en cuenta a la hora de facturar que hay actividades exentas de IVA. En el momento de facturar, conviene recordar que existen ciertas actividades exentas de IVA, como las clases particulares, prestadas por personas físicas sobre materias incluidas en los planes de estudio de cualquier nivel educativo. O los  servicios profesionales, incluidos aquellos cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por escritores, fotógrafos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, traductores y adaptadores. Así, si un trabajador autónomo factura de forma directa a un medio de comunicación, no tendrá que abonar el IVA. En cambio, si factura a una empresa intermediaria estará sujeto al pago del IVA.

  • Finalmente el autónomo tiene la obligación de llevar un libro de facturas emitidas y un libro de facturas recibidas, con una numeración.

Tengamos esperanzas:  Se está hablando de regular una posible cuota de RETA reducida. Está se aplicaría en el caso de personas que se den de alta por primera vez de autónomos (se habla de una rebaja del 50% en la cuota). En el caso de que se apruebe os informaremos enseguida.

II. Pero realmente me tengo que dar de alta aún y siendo el importe de la factura que tengo que hacer inferior a los gastos que me genera la cuota de la Seguridad Social?

Efectivamente nos encontramos casos en los que los costes son elevados en comparación con el dinero que se ingresa, pues entre los gastos de la cuota de autónomos (la mínima son 254,21 euros mensuales) y los impuestos correspondientes, puede no resultar rentable darse de alta pero aún y así con la ley en la mano tengo obligación de hacerlo:

En el Régimen Especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia, se indica que, siempre que se realice una actividad por cuenta propia, es obligatorio estar incluido en el régimen especial de trabajadores autónomos, con independencia de la duración del trabajo y de la remuneración.

, , , , , , ,

I. Quiero realizar una venta de bienes o servicios. Cuales son mis obligaciones fiscales y de Seguridad Social?

Si tengo que realizar una venta, tanto a una persona física como jurídica o empresario autónomo tendré que emitir-le una factura o factura simplificada y para ello tengo la obligación de darme de alta de autónomos. Para ello tendré que proceder a hacer una alta de IAE (Impuesto de Actividades Económicas) en la AEAT (Agencia tributaria – Hacienda) y darme de alta en la Seguridad Social en el régimen RETA (régimen especial de trabajadores autónomos).

Algunos profesionales como abogados, médicos, arquitectos tendrán generalmente la opción de elegir entre darse de alta en RETA o en la mutualidad de su colegio profesional.

Por lo tanto aunque solo vaya a realizar una sola factura y por muy pequeño que sea el importe de dicha factura la normativa sobre el Régimen Especial de la Seguridad Social me dice que siempre que se realice una actividad empresarial o profesional por cuenta propia es obligatorio estar incluido en el régimen especial de trabajadores autónomos, con independencia del tiempo que se prolongue el empleo o de la remuneración.