NOVEDAD IRPF 2019 : amortización inmueble en el punto de mira

La AEAT nos pide aumentar el nivel de detalle en nuestras declaraciones sobre amortizaciones y si adquirimos el inmueble por vía onerosa o lucrativa (donación, sucesión) – Analicemos el porqué:  

La amortización de los inmuebles está siendo objeto de revisión con especial atención por parte de la AEAT des del año 2017 en el que apareció en el impreso de renta 2016 una casilla de obligado cumplimiento que pedía el detalle del importe destinado a la amortización.   

Este año han introducido igualmente la obligatoriedad de indicar si el inmueble fue adquirido de forma lucrativa o onerosa. ¿Por qué? ¿Cuál es la diferencia entre un bien adquirido lucrativa o onerosamente? ¿Por qué lo controla ahora la AEAT?  

Recordemos cómo funciona la amortización resumidamente:  

Podemos deducir en nuestros rendimientos de alquiler, un máximo del 3% del valor del inmueble cada año. Si el bien inmueble ha sido vendido con bienes muebles estos tendrán que ser amortizables separadamente en función de las tablas de amortización específicas de cada elemento mueble (las tablas de actividades económicas en EDS). A título de ejemplo: La instalación de un ascensor se considerar inmueble y será amortizable al 3%. Mobiliario de cocina o electrodomésticos el coeficiente será del 10% como máximo.  

La amortización del 3% del bien inmueble se calculará sobre el mayor valor entre el coste satisfecho de la edificación o el valor catastral del edificio (sin valor de suelo).   

En las adquisiciones onerosas es el importe realmente satisfecho, pero en el caso de las adquisiciones lucrativas es el importe de los tributos pagados más los gastos (notario, registro, IVA, ITP, AJD…) y mejoras pagadas directamente por el contribuyente en caso de haber, pero en ningún caso el valor dado a efectos del ISD. Además, no es el importe total de estos tributos y gastos satisfechos sino únicamente el valor prorrateado del edificio según el recibo del IBI. Ojo con esta precisión ya que será objeto de control en las próximas campañas de la AEAT!  

Ya advertimos en 2017 a nuestros clientes el control que habían puesto en las amortizaciones que era sin duda para vigilar que no se imputasen más amortización que la del valor del inmueble. Es decir, si hemos amortizado al 3% los años máximos en los que podremos aplicar la amortización es de 33 años ya que por lógica la amortización acumulada no puede exceder del valor de adquisición, cuando el resultado de aplicar el porcentaje del 3% sobre la base de amortización dé una cantidad superior al valor de adquisición. Pero hemos de tener en cuenta que ni la LIRPF ni el RIRPF aclaran nada al respecto, entendemos que la interpretación lógica es negar la posibilidad de practicar amortizaciones cuando el inmueble está totalmente amortizado o cuando el porcentaje del 3% excede del valor de adquisición, ya que en caso contrario se produciría un valor de adquisición negativo. Pero hasta hace unos años la AEAT autorizaba hacerlo así. Nunca habían iniciado controles sobre las amortizaciones en los inmuebles detenido en directo por una persona física.   

 

Otras implicaciones de los nuevos datos sobre inmuebles a detallar en nuestras rentas: Cálculos de las Ganancias patrimoniales:

La AEAT controlara que efectivamente se minore del precio de compra el 3% del valor edificable del bien que haya estado alquilado durante los periodos alquilados.  

Implicaciones en las Ganancias Patrimoniales que se generaran cuando se venda el inmueble:  

Recordemos que el valor de adquisición se determina de la siguiente forma:  

Importe real de la adquisición (en las lucrativas si no ha habido exención en el IRPF, aquí sí será el valor declarado en el ISD) 

+ coste de inversiones y mejoras (y no conservación o reparación)  

+ gastos y tributos  

– amortizaciones (se han de deducir del precio de compra, lo que generara más GP, las amortizaciones a las que teníamos derecho (las hayamos practicado o no) durante el periodo (núm. de días) en el que el bien ha estado alquilado).  

Precisiones: forman parte del precio de adquisición las ayudas o subvenciones públicas o las cantidades entregadas en concepto de prima de opción de compra en caso de que se adquiera vía la dicha opción de compra. Ahora bien, en el caso de un arrendamiento con opción de compra si se ha pactado que las cantidades satisfechas por el arrendamiento se descuentan del precio total convenido por la transmisión del inmueble, dichas cantidades no formarán parte del valor de adquisición a efectos de futuras transmisiones. Formarán también parte del importe de adquisición las indemnizaciones que hayamos pagado al inquilino en un desahucio para que desaloje.  

Hasta el 31-12-1998, la amortización se practicaba en un porcentaje del 1,5% sobre el valor del bien a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio. 

Hasta el 31-12-2002, el porcentaje era del 2%. 

Desde el 1-1-2003, el porcentaje aplicable es el 3% sobre el mayor valor de entre: el catastral o el coste de adquisición satisfecho. 

La amortización acumulada de inmuebles ha de calcularse en función de los porcentajes vigentes en cada período. 

NOVEDAD IRPF 2019 : actividades económicas en estimación directa 

Rendimientos de actividades económicas en estimación directa 

En referencia a los rendimientos de AE en estimación directa (simplificada o normal) se aumenta el detalle que se tendrá que informar de la relación de gastos deducibles:   

Distingue la compra de existencias de la variación de existencias. 

Efectúa un desglose más amplio de los gastos de personal: como la seguridad social a cargo de la empresa o la seguridad social o aportaciones a mutualidades alternativas del titular de la actividad. 

Se diferencia el gasto por primas de seguro y las dotaciones para la amortización del inmovilizado material e inmaterial por tratarse de gastos con sustantividad propia fácilmente identificables. 

Se incluyen casillas para consignar el IVA devengado o soportado como ingreso o gasto, en aquellos casos en los que dicho impuesto sea un mayor ingreso computable o gasto deducible en el IRPF, de acuerdo con la normativa reguladora del IRPF y del IVA. Esta medida debe ponerse en relación con la Orden HAC/773/2019 que actualiza el contenido de los libros registro en el IRPF, y concreta la posibilidad de que puedan ser utilizados, con las adiciones necesarias, como libros registro del IVA. Se pretende en los años sucesivos, obtener un control de convergencia entre el desglose de ingresos y gastos contenido en la declaración del IRPF con estos libros registro, y así, simplificar el traslado de los ingresos y gastos de estos Libros al modelo  

Así el detalle de gastos que se tendrá que especificar a partir de este año es el siguiente:  

  • Compra de existencias 
  • Variación de existencias 
  • Otros consumos de explotación  
  • Sueldos y salarios 
  • Seguridad social a cargo de la empresa 
  • Seguridad social o aportaciones a mutualidades alternativas del titular de la actividad 
  • Indemnizaciones 
  • Dietas y asignaciones de viajes del personal empleado 
  • Otros gastos de personal 
  • Gastos de manutención del contribuyente (art 30.2.5 LIRNR) 
  • Arrendamientos y cánones 
  • Reparaciones y conservación 
  • Suministros (electricidad, agua, telefonía e internet)  
  • Otros suministros 
  • Servicios de profesionales independientes 
  • Primas de seguros 
  • Otros servicios exteriores 
  • Gastos financieros 
  • IVA soportado (recargo de equivalencia, compensación agricultura, ganadería y pesca..) 
  • Otros tributos fiscalmente deducibles 
  • Dotaciones del ejercicio para amortizaciones de inmovilizado material 
  • Dotaciones del ejercicio para amortizaciones del inmovilizados inmaterial 
  • Pérdidas por insolvencias de deudores 
  • Incentivos al mecenazgo: Convenios de colaboración en actividades de interés general 
  • Incentivos al mecenazgo: Gastos en actividades de interés general 
  • Otros conceptos fiscalmente deducibles (excepto provisiones)  

 

Se pide igualmente más detalle en los ingresos:  

  • Ingresos de explotación 
  • Ingresos financieros derivados del aplazamiento o fraccionamiento de operaciones realizadas en desarrollo de la actividad 
  • Ingresos por subvenciones corrientes 
  • Imputación de ingresos por subvenciones de capital 
  • Autoconsumo de bienes y servicios 
  • IVA devengados (recargo de equivalencia, compensación agricultura, ganadería y pesca) 
  • Variación de existencias (incremento de existencias finales)  
  • Otros ingresos 
  • Transmisión de elementos patrimoniales que hayan gozado de libertad de amortización: exceso de amortización deducida respecto amortización deducible.  

   

 

NOVEDAD IRPF 2019 : Inmuebles

Vivienda habitual

Este año la AEAT nos pide que ratifiquemos de forma específica el domicilio de nuestra vivienda habitual y tendremos que indicar igualmente durante cuantos días ha sido nuestra vivienda habitual. En el caso de separación o divorcio o en caso de hijos comunes los datos del otro progenitor, así como su vivienda habitual y la de los hijos comunes se tendrán que detallar igualmente.  

Ojo, sospechamos que esto ira a la par con un aumento del control de los domicilios y residencias fiscales.  

Una demostración más de que van a aumentar el control de los domicilios fiscales, incluidos de aquellos que residan en el extranjero, es que se tendrá que indicar igualmente en qué país reside el cónyuge no separado legalmente 

Probablemente, todo ello pondrá en relación igualmente con la nueva declaración que tienen que hacer las personas jurídicas sobre el detalle de viviendas no afectadas a actividad…   

Lista detallada de todos los inmuebles con sus usos y fechas 

Se consolida en un único apartado relativo a todos los bienes inmuebles que tenga el contribuyente, toda la información relacionada con dichos inmueblesya sea como propietario o usufructuario. Así, se reflejará, respecto de cada inmueble, el uso o usos (con sus fechas) que dicho inmueble haya tenido durante el ejercicio 

  • Arrendamiento  
  • Arrendamiento como inmueble accesorio  
  • A disposición de sus titulares 
  • Vivienda en la que, en los casos de separación o divorcio, residen los hijos y/o el excónyuge 
  • Vivienda habitual en 2019 y días 
  • Inmueble afecto a actividades económicas 
  • Inmueble afecto a atribución de rentas – Comunidad de bienes, herencias yacentes…   

En el caso de propietarios que alquilen con un mismo contrato de alquiler, sin detallar el precio de cada uno de ellos, varias referencias catastrales, se tendrá que indicar en la declaración el inmueble principal y sus accesorios.  

Aumento de control en los gastos deducibles en el alquiler: 

Se aumenta el detalle de qué tipo de gastos es el que intentamos deducir: 

continuación, el detalle de todos los datos: 

  • Intereses de capitales invertidos en la adquisición o mejora del inmueble y gastos de reparación y conservación detallado por año (2015 a 2018)
  • Intereses y gastos de reparación y conservación en 2019:
    • Intereses de los capitales invertidos en adquisición o mejora del inmueble y demás gastos financiación
    • Gastos de reparación y conservación correspondientes al ejercicio 2019 (Desglose en el anexo D voluntaria)
    • Intereses y gastos de reparación y conservación de 2019 que se aplica en esta declaración
    • Importe de 2019 pendiente de deducir en los 4 años siguientes
  • Gastos de comunidad
  • Gastos de formalización del contrato (Desglose en el anexo D, de momento cumplimentación voluntaria)
  • Gastos de defensa jurídica (Desglose en el anexo D, de momento cumplimentación voluntaria)
  • Otras cantidades devengadas por terceros por servicios personales (Desglose en el anexo D voluntaria)
  • Servicios y suministros (electricidad, agua, internet, gas…)
  • Primas de contratos de seguros
  • Tributos, recargos y tasas
  • Saldos de dudoso cobro
  • Otros gastos fiscalmente deducibles
  • Amortización de bienes muebles y Amortización de inmuebles accesorios:
  • Tipo de adquisición: onerosa (compraventa, permuta, etc.) o lucrativa (herencia, legado, donación, etc.)
  • Fecha de adquisición del inmueble (día, mes y año)
  • Fecha de transmisión, en su caso, en el ejercicio 2019, del inmueble (día, mes y año)
  • Número de días en que el inmueble ha estado arrendado
  • Valor catastral
  • Valor catastral de la construcción
  • Importe de adquisición
  • Gastos y tributos inherentes a la adquisición
  • Importe de las mejoras realizadas en años anteriores
  • Importe de las mejoras realizadas en 2019 (Desglose en el anexo D, de momento cumplimentación voluntaria)
  • Base de la amortización
  • Amortización del inmueble y la mejora y detalle de amortización en casos especiales

AMORTIZACIONES, EL PORQUÉ DE TANTOS DETALLES : (VER NUESTRA ANÁLISIS AQUÍ)

Nuevo anexo de desglose de gastos de alquiler:

Comentarios sobre el anexo D de desglose de gastos que de momento es de cumplimentación voluntaria:  

En Francia hace unos años que existe y es de obligado cumplimiento. Sospechamos que aquí será igualmente próximamente obligatorio.  

La justificación de la AEAT de la creación de este nuevo anexo D es agilizar la tramitación de las devoluciones a que puedan tener derecho los contribuyentes y reducir el número de requerimientos. En él, los contribuyentes consignarán el NIF de los proveedores de determinados gastosasí como su importe. De esta forma, los contribuyentes que lo deseen podrán, en el caso de determinados gastos (indicados más arriba con la mención Desglose anexo D), indicar el Número de Identificación Fiscal de quien les realizó la obra o les prestó el servicio, así como el importe de la factura o justificante que debe haber emitido quien realizó el gasto y que el obligado tributario debe conservar durante un mínimo de 5 años (si no se han tenido requerimientos o no han sido objeto de amortización en caso contrario será más) para, en su caso, justificar dicho gasto.  

Posibilidad de solicitar APLAZAMIENTOS en el pago de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social-

El Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, establece en su artículo 35, sobre aplazamiento en el pago de deudas con la Seguridad Social, lo siguiente:

“Las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad social o los autorizados para actuar a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED), siempre que no tuvieran otro aplazamiento en vigor, podrán solicitar el aplazamiento en el pago de sus deudas con la Seguridad Social cuyo plazo reglamentario de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020, en los términos y condiciones establecidos en la normativa de Seguridad Social, siendo de aplicación un interés del 0,5% en lugar del previsto en el artículo 23.5 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto-Ley 8/2015, de 30 de octubre.

Estas solicitudes de aplazamiento deberán efectuarse antes del transcurso de los diez primeros naturales del plazo reglamentario de ingreso anteriormente señalado.”

Plazos de presentación de las solicitudes.

La solicitud deberá presentarse, por el autorizado a través de los medios descritos, en los siguientes plazos.

Entre el 1 y el 10 de abril:

  • En el caso de las empresas: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de marzo.
  • En el caso de autónomos y trabajadores cuenta propia: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al periodo de liquidación de abril.

Respecto de los tres periodos de liquidación siguientes (abril, mayo y junio para empresas, y mayo, junio y julio para trabajadores cuenta propia) el autorizado podrá presentar la moratoria al pago de las deudas a la Seguridad Social, en los términos y condiciones que se establezcan en la Orden del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Entre el 1 y el 10 de mayo:

  • En el caso de las empresas: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de abril.
  • En el caso de autónomos y trabajadores cuenta propia: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al periodo de liquidación de mayo.

Entre el 1 y el 10 de junio:

  • En el caso de las empresas: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de mayo.
  • En el caso de autónomos y trabajadores cuenta propia: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al periodo de liquidación de junio.

Se recuerda un aspecto importante:

  • Las solicitudes de aplazamiento que se presenten con posterioridad a los plazos indicados respecto del mes corriente serán consideradas extemporáneas a los efectos de obtener un aplazamiento COVID con interés reducido

Requisitos para la concesión de aplazamientos COVID

El aplazamiento COVID no podrá aplicarse cuando la empresa presente deuda con la seguridad social o un aplazamiento en vigor por el periodo de liquidación anterior al mes de marzo, o la solicitud no se realizase en los términos previstos en el RDL. En estos casos, la solicitud de aplazamiento que se presente se tramitará y resolverá de acuerdo con el procedimiento general, aplicándose el tipo de interés de demora a que se refiere el apartado 5 del artículo 23 del Real Decreto Legislativo 8/2015.

Con excepción del tipo especial de interés, el aplazamiento COVID se regirá por las normas generales que regulan los aplazamientos de pago de deudas de Seguridad Social, siendo aplicables las condiciones exigidas para su efectividad y vigencia, señaladamente el ingreso de las cuotas inaplazables (las correspondientes a las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, y la aportación de los trabajadores) en el plazo máximo de un mes desde la fecha de notificación de la resolución por la que se conceda el aplazamiento, la constitución de la garantía ofrecida cuando resulte exigible y la no generación de deuda con posterioridad a la concesión del aplazamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las empresas y los trabajadores por cuenta propia podrán solicitar el aplazamiento de las cuotas, siempre que no tuvieran otro aplazamiento en vigor, cuyo plazo reglamentario de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020 en los términos y condiciones establecidos en la normativa de Seguridad Social, siendo de aplicación un interés reducido del 0,5%.

Plazos de presentación de las solicitudes.

La solicitud deberá presentarse, por el autorizado a través de los medios descritos, en los siguientes plazos.

Entre el 1 y el 10 de abril:

  • En el caso de las empresas: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de marzo.
  • En el caso de autónomos y trabajadores cuenta propia: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al periodo de liquidación de abril.

Entre el 1 y el 10 de mayo:

  • En el caso de las empresas: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de abril.
  • En el caso de autónomos y trabajadores cuenta propia: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al periodo de liquidación de mayo

Entre el 1 y el 10 de junio:

  • En el caso de las empresas: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al período de liquidación de mayo.
  • En el caso de autónomos y trabajadores cuenta propia: Se podrá solicitar el aplazamiento de las cuotas correspondientes al periodo de liquidación de junio.

Se recuerda un aspecto importante:

  • Las solicitudes de aplazamiento que se presenten con posterioridad a los plazos indicados respecto del mes corriente serán consideradas extemporáneas a los efectos de obtener un aplazamiento COVID con interés reducido.

Pago cuotas inaplazables

El pago de la cuota inaplazable (tanto cuota obrera como accidentes de trabajo) se puede realizar una vez resuelto el aplazamiento, en la propia resolución se dará el plazo de un mes. El ingreso de dichas cuotas deberá efectuarse, si no estuviera ya realizado con anterioridad, en el plazo de un mes desde la fecha de notificación de la resolución por la que se conceda el aplazamiento.

No es posible el pago de las cuotas de accidentes de trabajo por separado del resto de la cuota empresarial, salvo el pago de las cuotas inaplazables una vez concedido el aplazamiento.

Posibilidad de solicitar MORATORIA en el pago de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social a partir del 1º de mayo 2020.

El Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, establece en su artículo 34, sobre moratorias de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social, lo siguiente:

  1. Se habilita a la Tesorería General de la Seguridad Social a otorgar moratorias de seis meses, sin interés, a las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, que lo soliciten y cumplan los requisitos y condiciones que se establecerán mediante Orden del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.
  2. La moratoria en los casos que sea concedida afectará al pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social, en el caso de empresas a la CUOTA PATRONAL  y por conceptos de recaudación conjunta, cuyo período de devengo, en el caso de las empresas esté comprendido entre los meses de abril y junio de 2020 y, en el caso de los trabajadores por cuenta propia entre mayo y julio de 2020, siempre que las actividades que realicen no se hayan suspendido con ocasión del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
  3. El otorgamiento de la moratoria no exime a las empresas de presentar las liquidaciones de cuotas a través de los procedimientos y plazos ya establecidos, así como a efectuar el ingreso de las aportaciones de los trabajadores cuenta ajena o asimilados a estos.

Esta moratoria no será de aplicación a los códigos de cuenta de cotización por los que las empresas hayan obtenido exenciones en el pago de la aportación empresarial así como en las cuotas de recaudación conjunta, regulada en el artículo 24 Del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, como consecuencia de los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor a que se refiere dicho artículo.

Solicitud de las moratorias para empresas.

Plazos de presentación de las solicitudes.

Teniendo en cuenta que las moratorias se pueden solicitar, en el caso de las empresas, respecto de los períodos de liquidación de abril, mayo y junio, a ingresar respectivamente, en los meses de mayo, junio y julio de 2020, en los 10 primeros días naturales de cada plazo reglamentario de ingreso, la solicitud de la moratoria de cada período de liquidación se podrá presentar en los siguientes plazos:

1.Entre el 1 y el 10 de mayo: Se podrá solicitar la moratoria de las cuotas correspondientes a los períodos de liquidación de abril, mayo o junio de 2020. Es decir, se podrá solicitar la moratoria de todos los períodos de liquidación indicados, o solo de uno de ellos o de dos.

2.Entre el 1y el 10 de junio: Se podrá solicitar la moratoria de las cuotas correspondientes a los períodos de liquidación de mayo y junio de 2020.De la misma forma al caso anterior, se podrá solicitar la moratoria de los dos períodos de liquidación indicados, o solo de uno de ellos.

3.Entre el 1 y el 10 de julio: Se podrá solicitar la moratoria de las cuotas correspondientes al período de liquidación de junio.

Ingreso de las cotizaciones a la Seguridad Social respecto de las que se otorgue la moratoria en el pago

En el caso de las empresas que no tengan autorizados un plazo de ingreso distinto a los establecidos reglamentariamente, las cuotas correspondientes a los períodos de liquidación de abril, mayo y junio se deberán ingresar en los meses de noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, respectivamente, y de forma simultánea con las cuotas de octubre, noviembre y diciembre de 2020.

En el caso de los trabajadores autónomos, las cuotas correspondientes a los períodos de liquidación de mayo, junio y julio se deberán ingresar en los meses de noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, respectivamente, y de forma simultánea con las cuotas de esos mismos meses.

Solicitud de las moratorias para trabajadores por cuenta propia

Plazos de presentación de las solicitudes. Trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos teniendo en cuenta que las moratorias se pueden solicitar, en el caso de los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, respecto de los períodos de liquidación de mayo, junio y julio de 2020, en los 10 primeros días naturales de cada plazo reglamentario de ingreso, la solicitud de la moratoria de cada período de liquidación se deberá presentar en los siguientes plazos:

1.Entre el 1 y el 10 de mayo: Se podrá solicitar la moratoria de las cuotas correspondientes a los períodos de liquidación de mayo, junio o julio de 2020. Es decir, se podrá solicitar la moratoria de todos los períodos de liquidación indicados, o solo de uno de ellos o de dos.

2.Entre el 1 y el 10 de junio: Se podrá solicitar la moratoria de las cuotas correspondientes a los períodos de liquidación de junio y julio de 2020. De la misma forma al caso anterior, se podrá solicitar la moratoria de los dos periodos de liquidación indicados, o solo de uno de ellos.

3.Entre el 1 y el 10 de julio: Se podrá solicitar la moratoria de las cuotas correspondientes al período de liquidación de julio.

Solicitud por período de liquidación: Se puede presentar una solicitud por cada período de liquidación respecto del que se pretenda acceder a la moratoria en pago de las cuotas o una solicitud que comprenda varios periodos de liquidación consecutivos.

NOVEDAD : prestación extraordinaria por cese de actividad para AUTONOMOS

NOVEDAD 02/04/2020 : prestación extraordinaria por cese de actividad para AUTONOMOS

Se crea una prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores autónomos cuya actividad haya quedado suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación se vea reducida en un 75% con respecto al promedio del semestre anterior.

 

REQUISITOS PARA TENER DERECHO A LA PRESTACIÓN:

  • Estar afiliado y en alta en la Seguridad Social a la fecha de la declaración del estado de alarma.
  • No es preciso tener la cobertura por cese de actividad de trabajador autónomo.
  • No es preciso que el trabajador autónomo se dé de baja de su actividad (Modelo 036 o 037).
  • Encontrarse al corriente en sus obligaciones con la Seguridad Social (de no estarlo, se le realizará la invitación al Pago).
  • Podrá solicitarla todo autónomo cuya actividad se haya visto suspendida con motivo del  Real Decreto 463/2020 o haya visto reducida su facturación en un 75%.
  • Si se tienen trabajadores a cargo, debe realizar un ERTE y, además, solicitar el cese de actividad.
  • No se exige carencia mínima para tener acceso a dicha prestación extraordinaria.

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA PRESTACIÓN?

La cuantía de la prestación es el resultado de aplicar el 70% al promedio de las bases por las que se haya cotizado durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación de cese de actividad (LGSS art.339). No obstante, si no se acredita este período de cotización la cuantía de la prestación va a ser equivalente al 70% de la base mínima de cotización en el RETA o, en su caso, en el REM.

La prestación, incompatible con cualquier otra prestación del sistema de Seguridad Social, tiene una duración limitada de un mes, pudiéndose ampliar hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, si este se prorroga.

El tiempo durante el que se perciba la prestación se va a considerar como cotizado y no reduce los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

La solicitud de esta nueva prestación se debe presentar en la mutua colaboradora con la SS con la que el autónomo tenga cubiertas las contingencias profesionales; ante el ISM, en el caso de trabajadores del REM o ante el SEPE si las contingencias están cubiertas con el INSS.

NOVEDAD DEL DIA 01/04/20 en vigor a partir del 02/04  

Cambios en la prestación extraordinaria para autónomos 

se modifican las condiciones de acceso la prestación por cese de actividad establecida para los trabajadores autónomos afectados por COVID-19 y son:  

a) Reducción de la facturación de, al menos, un 75%. Aunque con carácter general, la reducción de la facturación debe calcularse con relación al semestre anterior, se añade que cuando se la actividad se desarrolle en los códigos de la CNAE 2009 entre el 9001 y el 9004 ambos incluidos (actividades artísticas y artes escénicas), la reducción de la facturación debe cal en relación con la efectuada en los 12 meses anteriores. 

Asimismo, si se trata de producciones agrarias estacionales este requisito se entiende cumplido si su facturación promedio en los meses de campaña de producción anteriores al que se solicita la prestación se ve reducida, al menos, en un 75% con relación los mismos meses de la campaña del año anterior. 

Se añade que la acreditación de la reducción de la facturación puede realizarse en alguna de las siguientes formas: 

1.Aportación de la información contable que lo justifique, mediante copia del libro de registro de facturas emitidas y recibidas; del libro diario de ingresos y gastos; del libro registro de ventas e ingresos; o del – libro de compras y gastos. 

2.Si el autónomo no está obligado a llevar los libros que acreditan el volumen de actividad, se acredita por cualquier medio de prueba admitido en derecho. 

 b) Solicitud de la prestación. Se aclara que la prestación por cese de actividad puede solicitarse hasta el último día del mes siguiente al que se produzca la finalización del estado de alarma

Asimismo, se añade que toda solicitud debe acompañarse de una declaración jurada en la que se haga constar que se cumplen todos los requisitos exigidos para causar derecho a esta prestación. 

 c) Cotización durante en el mes de marzo. Se establece que en el supuesto de suspensión de la actividad, la cotización correspondiente a los días de actividad en el mes de marzo de 2020 no cubiertos por la prestación extraordinaria, que no fuera abonada dentro del plazo reglamentario de ingreso, no va a ser objeto del recargo por ingreso fuera de plazo (LGSS art.30).

RECORDEMOS – RESUMAMOS – RECOPILEMOS  

Prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos 

Prestación extraordinaria de cese de actividad 
Naturaleza  Prestación extraordinaria, incompatible con otras prestaciones de la Seguridad Social. El tiempo de percepción de la prestación se considera como efectivamente cotizado y no reduce prestaciones por cese de actividad 
Beneficiarios  – trabajadores autónomos– socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado encuadrados como trabajadores por cuenta propia 
Requisitos  – que la actividad haya quedado suspendida por la declaración del estado de alarma (RD 463/2020) o, que la facturación del mes anterior se haya reducido en un 75% en relación con el promedio del semestre anterior. No obstante se ha de tener en cuenta lo siguiente:

· actividades 9001 a 9004 CNAE 2009: la reducción del 75% se calcula en relación con la efectuada en los 12 meses anteriores (nuevo); 

· producciones agrarias estacionales: la reducción del 75% se  calcula con relación los mismos meses de la campaña del año anterior (nuevo). 

– estar afiliados y en alta en el RETA o en el REM a 14-3-2020. 

– estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. 

Cuantía  – si tiene cubiertos 12 meses de cotización: 70% del promedio de las bases de cotización  de los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación de cese de actividad;– si no tiene cubiertos 12 meses de cotización: 70% base mínima de cotización del RETA o REM 
Duración  un mes, ampliable hasta el último día mes en el que finalice el estado de alarma, o sus prórrogas. 
Solicitud  -ante la entidad con la que se tenga cubierta la protección de contingencias profesionales (mutua colaboradora con la SS; ISM, o SEPE si las prestaciones están  cubiertas con el INSS); 

– hasta el último día del mes siguiente al que se produzca la finalización del estado de alarma (nuevo); 

– debe acompañarse de una declaración jurada en la que se haga constar que se cumplen todos los requisitos exigidos para causar derecho a esta prestación (nuevo). 

COVID-19 : Contrato de arrendamiento 

Con efectos desde 2-4-2020, se establecen diversas medidas de apoyo al alquiler de las familias y colectivos más vulnerables, cuyos ingresos se han visto reducidos por la paralización de la actividad económica durante la crisis producida por el COVID-19.

Para la definición de «Situación de vulnerabilidad»: LEER MAS

Contrato de arrendamiento (RDL 11/2020 art.2) 

Para los contratos de arrendamiento  cuyo periodo de prórroga obligatoria (LAU art.9.1) prórroga tácita (LAU art.10.1) finalice entre el día 2-4-2020 y los 2 meses siguientes a la finalización del estado de alarma, cabe aplicar, a solicitud del arrendatario y previa aceptación del arrendador, una prórroga extraordinaria por un periodo máximo de 6 meses, durante los cuales se seguirán aplicando las mismas cláusulas y condiciones establecidas para el mismo. 

Ayudas públicas (RDL 11/2020 art.9 a 12 y disp.trans.1ª) 

Junto con las medidas expuestas se han acordado las siguientes: 

  • Línea de avales para la cobertura por cuenta del Estado de la financiación a arrendatarios en situación de vulnerabilidad social y económica como consecuencia de la expansión del COVID-19. 
  • Programa de ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social del COVID-19 en los alquileres de vivienda habitual. 
  • Sustitución del programa de ayuda a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual (RD 106/2018) por el nuevo programa de ayuda a las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables regulado en artículo siguiente. 
  • Modificación del programa de fomento del parque de vivienda en alquiler. 

COVID-19 : Moratoria de deuda arrendaticia

Con efectos desde 2-4-2020, se establecen diversas medidas de apoyo al alquiler de las familias y colectivos más vulnerables, cuyos ingresos se han visto reducidos por la paralización de la actividad económica durante la crisis producida por el COVID-19.

Para la definición de «Situación de vulnerabilidad»: LEER MAS

 

Moratoria de deuda arrendaticia (RDL 11/2020 art.3, 4, 7 y 8) 

Se establece la moratoria de la deuda arrendaticia para los arrendatarios de vivienda habitual en situación de vulnerabilidad económica a causa del COVID-19. A estos efectos: 

Hasta el 2-2-2020, los arrendatarios de vivienda con contratos sujetos a la LAU y en situación de vulnerabilidad económica pueden solicitar a su el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta, cuando no hubieran llegado ya a un acuerdo al respecto. 

Por su parte, el arrendador: 

  • Cuando sea una empresa, entidad pública de vivienda o un «gran tenedor», en el en el plazo de 7 días laborables, ha optar entre: 

– la reducción de la renta  en un 50% durante el tiempo que dure el estado de alarma y los meses  siguientes –hasta un máximo de 4- cuando la situación de vulnerabilidad lo requiera; o 

– una moratoria en el pago de la renta arrendaticia, de aplicación automática mientras dure el estado de alarma y  prorrogable en cada mensualidad hasta un máximo de 4, cuando la situación de vulnerabilidad lo requiera. 

  • Si el arrendador fuera otro particular no considerado «gran tenedor», comunicará a la arrendataria, en el plazo máximo de 7 días laborables, las condiciones de aplazamiento o de fraccionamiento aplazado de la deuda que acepta o, en su defecto, las posibles alternativas que plantea en relación con las mismas. Si no acepta ningún acuerdo, el arrendatario en situación de vulnerabilidad puede acudir al programa de ayudas del RDL 11/2020 art.9 

Acordada la moratoria,  desde la siguiente mensualidad a la fecha de finalización del estado de alarma  o a la finalización del plazo de  4  meses otorgado,   la renta se abonará de forma fraccionada y sin intereses durante un mínimo de 3 años  aunque siempre dentro del plazo de vigencia del contrato o de sus prórrogas. 

No obstante, la moratoria en el pago de la renta y el fraccionamiento de la misma, se levantarán cuando el arrendatario tenga acceso a las ayudas transitorias de financiación establecidas en el RDL 11/2020 art.9. 

Cuando el arrendatario se hubiera beneficiado de una moratoria sin reunir los requisitos para ello, será responsable de los daños y perjuicios y de los gastos generados por ello, que no podrán ser inferiores al beneficio indebidamente obtenido. 

 

COVID-19 : Procedimientos de desahucio y lanzamientos

Con efectos desde 2-4-2020, se establecen diversas medidas de apoyo al alquiler de las familias y colectivos más vulnerables, cuyos ingresos se han visto reducidos por la paralización de la actividad económica durante la crisis producida por el COVID-19.

Para la definición de «Situación de vulnerabilidad»: LEER MAS

 

Procedimientos de desahucio y lanzamientos (RDL 11/2020 art.1) 

Una vez finalizado el estado de alarma y reiniciados los términos y plazos procesales suspendidos durante el mismo (RD 463/2020 disp.adic.2ª), si durante la tramitación del procedimiento  de desahucio el arrendatario puede acreditar ante el Juzgado su situación de vulnerabilidad social o económica, derivada de la paralización de la actividad por el  COVID-19, y que le es imposible encontrar otra vivienda para sí mismo y las personas que convivan con él en la vivienda arrendada, el letrado de la Administración de Justicia debe comunicarlo a los servicios sociales competentes y si, entiende que concurre la situación de vulnerabilidad, decretará la suspensión del lanzamiento, con carácter retroactivo, y por el tiempo estrictamente necesario, de acuerdo con los servicios sociales,  hasta que se adopten las medidas que estos estimen oportunas, por un periodo máximo de 6 meses desde la entrada en vigor del RDL 11/2020 – hasta el 2-10-2020-. 

Para aplicar esta suspensión se requiere: 

– que el contrato tenga por objeto  el arrendamiento de una vivienda sujeta a la LAU; 

– que se acredite la situación de vulnerabilidad con la aportación de los documentos expuestos. 

 

En el caso de  que el arrendador  acredite, en los términos expuestos, estar igualmente en una situación de vulnerabilidad sobrevenida como consecuencia de la crisis sanitaria, el letrado de la Administración de Justicia debe comunicarlo a los servicios sociales competentes para su consideración sobre el plazo de suspensión extraordinaria y  las medidas de protección social a adoptar. 

 

COVID-19 : Arrendatarios en situación de vulnerabilidad : DEFINICION

Con efectos desde 2-4-2020, se establecen diversas medidas de apoyo al alquiler de las familias y colectivos más vulnerables, cuyos ingresos se han visto reducidos por la paralización de la actividad económica durante la crisis producida por el COVID-19. 

Se define como Situación de vulnerabilidad que se tendrán que acreditar 

Han de darse todas las circunstancias siguientes: 

  1. Situación de desempleo, Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), o la reducción de jornada por motivo de cuidados del arrendatario, u otras circunstancias similares que supongan una pérdida sustancial de ingresos, en caso de ser empresario. 
  2. Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria: 

Tres veces el IPREM, con carácter general; o sea inferior a 1.613€.  

IPREM 2020 : 537,80*3=1.613 

– cuatro veces el IPREM, cuando alguno de los miembros de la unidad familiar tenga una discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral; o sea inferior a 2.150€  

– cinco veces el IPREM (inferior a 2.689€), cuando el arrendatario padezca una parálisis cerebral, enfermedad mental, o discapacidad intelectual, con un grado reconocido igual o superior al 33%; sea persona con discapacidad física o sensorial reconocida igual o superior al 65%; o  tenga una enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral. 

Los anteriores  límites se deben incrementar:

–  en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar; 

– en 0,15 veces el IPREM por cada hijo en el caso de unidad familiar monoparental; 

– en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar. 

3. Que la renta arrendaticia, más los gastos y suministros básicos de la vivienda habitual – electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua, servicios de telecomunicación fija y móvil, y cuotas de comunidad -, resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar. 

4. Que el arrendatario o cualquier miembro de la unidad familiar que habita en la casa no sea propietario o usufructuario de otra vivienda en España. Salvo: 

–  que  la propiedad o usufructo recaiga solo sobre una parte alícuota de la misma y se haya obtenido por herencia o mediante transmisión mortis causa sin testamento; 

– que se  acredite la no disponibilidad de la misma por causa de separación o divorcio, por cualquier otra causa ajena a su voluntad; o 

– cuando la vivienda resulte inaccesible por razón de discapacidad de su titular o de alguna de las personas que conforman la unidad de convivencia. 

 

A estos efectos se entiende por unidad familiar la compuesta por la persona que adeuda la renta arrendaticia, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita, que residan en la vivienda. 

 

Acreditación. Para la acreditación de estas circunstancias de especial vulnerabilidad económica han de presentarse los siguientes documentos: 

  • Trabajadores por cuenta ajena: certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, de la situación de desempleo. En el mismo debe figurar la cuantía mensual percibida. 
  • Trabajadores por cuenta propia: certificado expedido por la AEAT o por el órgano autonómico competente Autónoma, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado. 
  • Número de personas que habitan la vivienda: libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho, certificado de todas las personas empadronadas en la vivienda, al presentar los documentos y  en los 6 meses anteriores. 
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral. 
  • Titularidad de los bienes: nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar y escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria. 
  • Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según el RDL 11/2020. 
  • En caso de  no poder aportar alguno de los documentos relacionados,  declaración responsable justificando el impedimento que, en relación con la crisis sanitaria, le impiden hacerlo. No obstante, tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas dispondrá de un mes de plazo para la aportación de los mismos.